BLOG

CÓMO CONSTRUIR Y MANTENER UN BUEN EQUIPO DE TRABAJO EN LA COCINA

Fecha de publicación: 11-Dic-2017

Categorías:

Conformar un verdadero equipo de trabajo en la cocina depende de la excelencia del trabajo de cada uno de los miembros, su sinergia al desarrollar las diferentes labores y si cuentan con un buen líder que les dirija.



Un verdadero equipo de trabajo en la cocina es aquel que supera obstáculos y presenta los mejores platos, incluso en momentos de crisis. En su rol de líder, el Chef Ejecutivo o el jefe de cocina debe construir y mantener un ambiente laboral donde todos los miembros del equipo se ocupen de ejecutar sus tareas con precisión, de modo que pareciera que estuvieran dando un concierto. Cuando todo es armonía, el resultado siempre es el ideal y se respira optimismo incluso en los momentos de mayor presión.

Cuando se espera que el resultado sea sencillamente perfecto, el equipo que ejecute estas obras maestras debe ser de igual manera perfecto. Por ello, para construir y mantener un buen equipo de trabajo en la cocina, he aquí algunas claves para lograr este anhelado y soñado equipo:

Tener en cuenta las habilidades con las que se destaca cada miembro del equipo

Estas habilidades resaltan únicamente si a cada integrante se le da oportunidad de opinar, crear y crecer dentro de una labor, dejarle trabajar en lo que le gusta, pero siempre y cuando previamente se haya evaluado su experiencia. Esto permitirá ubicar la persona clave en la labor o el proceso justo. Definitivamente dejaremos hacer algo al que más y mejores resultados tiene haciendo esa actividad.

Evaluar la fuerza de carácter y el sello personal que cada uno imprime en su trabajo

En cualquier actividad, cada persona tiene su forma de trabajo; pero en la cocina ese estilo propio y creativo rinde resultados inesperados, sobretodo cuando nuestro compañero de equipo pone especial cuidado en el detalle y se preocupa por hacer las cosas bien, a tiempo y con calidad.

Sincronizar con habilidad todo el equipo de trabajo

El chef ejecutivo debe coordinar todas las actividades y mantener a cada miembro del equipo en el lugar donde mejor se desempeñe. No obstante, es sumamente importante contar siempre con un plan b de ajuste e improvisación. El líder de cocina debe tener muy claro lo que puede hacer cada uno, cuáles son los alcances y cuáles son los límites reales del equipo, para empezar a mover el personal según la necesidad del proceso y reaccionar de manera positiva ante posibles imprevistos.



Así como en el mundo de la repostería francesa o la repostería industrial, cada ingrediente, cada paso y proceso tiene su razón de ser para lograr un producto sublime, el equipo de una cocina debe ser manejado como si de una receta de pastelería se tratara.

Compartir :
Share on Facebook

¿No encontraste lo que necesitas?

Nosotros lo podemos desarrollar